Viruela del mono: EEUU declaró la emergencia sanitaria ante el aumento de casos

Las autoridades sanitarias estadounidenses, así como la españolas, se muestras muy preocupadas frente al aumento de casos de viruela del mono.

Luego de que Nueva York, California e Illinois declararan por separado la emergencia sanitaria por el brote, el gobierno de Joe Biden anticipó que la medida se extenderá a nivel nacional.

“Estamos preparados para llevar nuestra respuesta al siguiente nivel”, dijo el secretario de Salud estadounidense, Xavier Becerra, en diálogo con periodistas, y expresó: “Animamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y que se responsabilicen para ayudarnos a hacer frente a este virus”.

Con la declaración de emergencia sanitaria nacional, EEUU busca más dinero federal y otros recursos para frenar los contagios del virus, así como también disponer de más vacunas y medicamentos para combatir la enfermedad que no para de expandirse en ese país ni en parte de Europa.

Con este anuncio, las agencias federales podrán acceder a más insumos, así como también a fondos de emergencia. También podrán contar con mayor personal que contribuya a controlar el brote mediante atención médica y labores de concientización.

La realidad es que, hasta el momento, las pocas vacunas que hay disponibles en el país norteamericano se están aplicando en aquellos pacientes con viruela del mono que están más graves.

Por su parte, clínicas neoyorquinas y de San Francisco ya habían denunciado que no recibieron suficientes antídotos, al punto que suspendieron la aplicación de las segundas dosis para, en cambio, usar esos sueros para inocular con una primera dosis a otros afectados.

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés), ese país lleva contabilizados 6 mil casos de viruela del mono.

Hace unos días, el alcalde de NY, Eric Adams, y Ashwin Vasan, comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad, informaron en un comunicado conjunto: “Estimamos que aproximadamente 150.000 neoyorquinos pueden estar actualmente en riesgo de exposición a la viruela del mono. Este brote debe abordarse con urgencia, acción y recursos, tanto a nivel nacional como mundial, y esta declaración de emergencia sanitaria refleja la gravedad del momento”.

En tanto, en España el panorama es también preocupante. El Ministerio de Sanidad español informó el fin de semana pasado una segunda muerte en ese país a causa del virus. “De los 3.750 pacientes120 casos fueron hospitalizados dos murieron”, indicó el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud español en su último informe, sin precisar la fecha del segundo deceso, y alertando a la población sobre la gravedad de la enfermedad.

A su vez, las autoridades sanitarias españolas emitieron en sus redes sociales una serie de recomendaciones y le recordaron a la población mundial que los síntomas de la viruela del mono son similares a los de la gripe (fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, de espalda, escalofríos y agotamiento), a los que se asocia una posible inflamación de los ganglios linfáticos.

Y añadieron que, posteriormente, aparece una erupción cutánea, que en el brote actual se presenta más frecuentemente con lesiones en los genitales y el ano. También puede aparecer en la cara y extenderse a otras partes del cuerpo, como las plantas de las manos y de los pies, el tórax y los brazos.

La viruela del mono fue declarada como una “emergencia de salud global” por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advirtió que la vacuna por sí sola no pude detener la epidemia en curso y pidió que se adopten más medidas para reducir el riesgo de contagio.

En tanto, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó el uso de la vacuna Imvanex, de la empresa danesa Bavarian Nordic, contra la viruela humana para usarla contra la viruela del mono.

Desde principios de mayo, cuando se detectó por primera vez fuera de los países africanos donde es endémica, la enfermedad afectó al 22 de julio a más de 16.836 personas en 74 países, según los datos de los CDC.

En la Argentina, el Ministerio de Salud confirmó el jueves pasado que ya son 24 los casos positivos en el país, todos pacientes masculinos, con un promedio de edad de 36 años. El 73% de los infectados contrajo el virus tras mantener sexo con otros hombres.

Sugieren extremar los cuidados sexuales y reducir la cantidad de parejas íntimas

Ante el aumento global de casos, los expertos advierten sobre la necesidad del sexo cuidado y protegido (con preservativo), ya que la mayoría de los casos positivos confirmó haber tenido reiteradas prácticas sexuales (con y sin penetración) con una o más parejas sexuales.

Demetre Daskalakis, director de la División de Prevención del VIH/SIDA de los CDC, aseguró que la enfermedad se está expandiendo entre hombres que declararon haber tenido “múltiples relaciones sexuales con otros hombres, incluyendo sexo oral”.

Si bien la viruela del mono no es considerada una enfermedad de transmisión sexual, la mayoría de los hombres que la contrajeron en Estados Unidos reportó ante las autoridades sanitarias algún nivel de actividad sexual con otro hombre.

Para los CDC, están más expuestas las personas que han tenido múltiples parejas sexuales en las últimas dos semanas en áreas afectadas por la enfermedad. Al respecto, Daskalakis alertó: “Algunas personas han tenido sarpullido en todo el cuerpo o en diferentes partes, pero hay muchas que presentaron lesiones genitales y anales como su primera indicación de la enfermedad. Eso habla de este contacto cercano y prolongado como es la actividad sexual”.

Deja una respuesta