Topper, la icónica marca argentina, llega a Uruguay con tienda propia y apuesta a la región

Con casi 50 años de trayectoria, Topper, la icónica marca argentina, acaba de abrir su primer local monomarca fuera del país. El mercado elegido fue el cercano Uruguay.

Con la inauguración, la marca, que a fines de 2019 pasó a mano del Grupo Sforza, busca tener más participación en el mercado uruguayo en el segmento deportivo y de moda con el portafolio completo de calzado, indumentaria y accesorios. 

Justamente, la firma había anunciado a fines del año pasado una inversión de $ 80 millones en su planta de Aguilares, en Tucumán, para volver a producir indumentaria en la Argentina, categoría que había dejado de hacer Alpargatas, anterior dueña de la marca. En 2022, la firma tiene como objetivo llegar a las 300.000 prendas.

Ese monto es parte de un plan de inversión mayor por $ 500 millones en dos años para la adquisición de nueva maquinaria y así incrementar su producción de calzado.

«Topper está muy bien posicionada en Argentina y busca expandir su liderazgo en share -entendido como el porcentaje de ventas con respecto a las ventas totales de ese producto en el mercado- a Uruguay y el resto de la región», dijo al diario uruguayo, El Observador el gerente comercial de la empresa para América Latina, Leandro Príncipe.

PLANES EN EL URUGUAY
La marca ya estaba presente en Uruguay por medio de una extensa red comercial. Sin embargo, no tenía local propio por el cual Topper busca afianzar su construcción de marca. También sumará el desarrollo del comercio online que esperan que empiece a funcionar antes de fin de año.

Según explicó el ejecutivo al medio local, la empresa apunta a tener nuevos espacios propios para 2022. La primera tienda oficial -que entrará en funcionamiento entre los meses de agosto y setiembre-, se ubicará sobre 18 de Julio y Vázquez, con 150 metros cuadrados que permitirán exhibir el portafolio total de la marca para los segmentos deportivo y de moda urbana.

El proyecto prevé una inversión de aproximadamente u$s 400.000 acompañada de un evento de apertura y una campaña de comunicación que incluye influencers, redes y vía pública. Si bien aún no está definida la ubicación de las otras tiendas, la marca informa que avanzará tanto en locales de imagen como en un outlet.

«Serán en zonas estratégicas para la marca pero también en lugares específicos para que puedan convivir las tiendas Topper, y las otras que comercializan la marca en Uruguay», explicó Príncipe.

En Topper apuntan a expandir esta iniciativa a toda la región, y empezaron por Uruguay porque la posición competitiva de la marca en el país les permite explotar todos los formatos.

La marca nació en 1975 y creció de la mano de embajadores como Vilas, Sabatini y un sin número de equipos de futbol, básquet y rugby, lidera el segmento deportivo y está primera en volumen de pares vendidos con una presencia indiscutida en el interior del país, llegando a más de 1800 puntos de venta.