Rosario: mataron a dos jóvenes y balearon una escuela donde trabajaba una portera narco

Los hechos se suman a la balacera que le provocó la muerte a un nene 11 años y dejó heridos a una nena de 2 y otros dos chicos de 13.

El fin de semana en Rosario estuvo bañado de sangre tras dos asesinatos y una balacera frente a una escuela donde trabajaba una mujer vinculada al narcotráfico.

En la madrugada del sábado un joven de 24 años fue asesinado de siete balazos luego de una discusión y, por el hecho, los investigadores apuntan a tres sospechosos.

El asesinato ocurrió en la intersección de Campbell y Cisneros, en la zona oeste de Rosario y la víctima fatal fue identificada como Jonatan Suárez, según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Según los primeros testimonios recogidos por la policía en la zona, el joven mantuvo una discusión con tres personas, quienes agredieron a Suárez y le dispararon en varias oportunidades. A su vez, los voceros aseguraron que los tres atacantes ya están identificados, aunque hasta el sábado a la tarde no habían sido capturados.

La víctima presentaba dos heridas de arma fuego en su cráneo, otras dos en la espalda y tres impactos de bala en las piernas, según determinaron los médicos.

El domingo dejaron una nota intimidatoria y balearon el frente de una escuela de la zona sur, donde trabajaba una portera que está detenida por narcotráfico. Los atacantes efectuaron 15 disparos.

El hecho se produjo en la escuela N° 6430 Isabel La Católica, ubicado en la intersección de las calles Grandoli y Ayolas, en el Barrio Tablada.

Una mujer que trabajaba en el colegio como portera – identificada como Silvia Moreyra, de 59 años – se encuentra con prisión domiciliaria luego de que en enero la Policía la detuviera con dos panes de cocaína de máxima pureza en el estacionamiento de un supermercado de la zona sur

Moreyra se encuentra con prisión domiciliaria porque tiene diabetes y espera así que se realice el juicio en su contra, según informó el diario La Capital.

Por el hecho no hubo heridos y las clases fueron suspendidas.

También el domingo por la noche, un hombre de 27 años fue baleado en la zona de Seguí y Rouillón.

La víctima fue trasladada por su hijo al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) pero no respondió a las tareas de reanimación y murió.