Mejora el empleo en la Argentina, pero la expectativa de contratación sigue entre las peores de la región

Las expectativas de empleo en Argentina presentaron un crecimiento del 9% para el primer trimestre de 2023. Este dato pertenece al último sondeo realizado por ManpowerGroup a través de la Encuesta de Expectativas de Empleo, la cual contó con la participación de más de 700 empleadores argentinos durante el 13 de octubre y el 25 de noviembre de 2022. 

Las conclusiones qué dejó el informe con respecto a la Expectativa Neta de Empleo (ENE) del país fueron las siguientes: el 37% de los empleadores encuestados planea aumentar sus dotaciones de personal, el 22% disminuirlas, el 38% no espera realizar cambios y el 3% restante no sabe si los realizará durante el período relevado.

Expectativa de empleo ajustada estacionalmente.

Expectativa de empleo ajustada estacionalmente.

Si bien este resultado demuestra que Argentina parece haber experimentado un crecimiento en términos de la Expectativa Neta de Empleo, en comparación con el resto de países de la región y del mundo no ocurre lo mismo

De los 41 países en los que se realizó esta encuesta, Argentina se posicionó como el noveno entre los que menos reflejaron crecimiento en las intenciones de contratación para este primer trimestre 2023, el cual va de enero a marzo. 

 Tendencia Neta del Empleo Ajustada Estacionalmente

Tendencia Neta del Empleo Ajustada Estacionalmente

En diálogo con Clarín, Gustavo Aguilera, Director de Talent Solutions y People & Culture de ManpowerGroup Argentina, explica que hay factores que pudieron haber contribuido a que la Argentina se posicione entre los últimos lugares de este ranking de Expectativa de Empleo: «Hay una altísima incertidumbre macroeconómica, porque el contexto global tiende a una recesión».

Y añade al respecto: “Las grandes potencias que son China, la Unión Europea y Estados Unidos están en un proceso de desaceleración y de ingreso a un estado de recesión importante, esto va a tener un impacto en América Latina y en Argentina”.

Además, Aguilera resalta que en el escenario local la inflación tuvo una gran influencia durante el 2022, pero que también hay riesgos locales derivados del impacto de la sequía que se inició en los últimos meses del año pasado y que se extiende hasta la actualidad: “Este tema de la sequía va a tener su efecto en un rubro que tracciona muchísimo, que es el agro”, explica.

Dentro de la región de América Latina, Argentina quedó último detrás de Colombia (+23%) y Puerto Rico (+26%), pero Aguilera destaca que pese a esta estadística «Argentina tiene una capacidad que le permite reponerse rápidamente a contextos adversos».

El Director de Talent Solutions y People & Culture de ManpowerGroup Argentina se muestra optimista con relación a lo que puede proyectarse para los meses siguientes: «Las crisis son interpretadas muy rápido por las empresas y el margen de maniobra para mantener las líneas de producción vigentes, o adaptarse a nuevos contextos».

Tal cual lo retrata el informe, Aguilera concluye en que es cierto que quienes van a tener más espalda para manejar estos contextos de crisis van a ser las grandes empresas, en contraste con las pequeñas y medianas empresas, las cuales seguro van a tener que tomar decisiones más drásticas en cuanto a la empleabilidad.

Comparativa por tamaño de empresaComparativa por tamaño de empresa

«Sin embargo, en las pequeñas y medianas empresas se permite mayor creatividad, con personal que se convierte en multitasking y que realiza varias tareas al mismo tiempo. Esto se vuelve interesante para los empleados que fortalezcan sus conocimientos», remarca. 

Estos son los rubros que se posicionan mejor de cara al 2023

​Con respecto a lo que ocurre con las industrias y las expectativas a futuro, en Argentina el ranking de actividades lo lideró el sector de Finanzas y Real Estate se quedó con la posición más sólida de la muestra, con una ENE de +32%.
Comparativa por sector de actividad

Comparativa por sector de actividad

“Finanzas tuvo un incremento importante en las últimas encuestas; acá se incluye todo lo que es bancos, finanzas, seguros, bienes raíces, ahorro, financiamiento hipotecario, servicios financieros diversificados. Fintech y bienes raíces son las instancias de mayor índice de crecimiento en esta industria”. A este rubro lo siguen Tecnología de la Información (+21%) y Energía y Servicios Públicos (+19%).

Por otro lado, la categoría que reporta las expectativas de contratación más débiles es Sanidad y Ciencias de la vida, con una ENE de -7%: “Significó una caída de 5 puntos porcentuales respecto del trimestre anterior. Acá está todo lo que tiene que ver con salud, trabajo social, suministros para el cuidado de la salud, proveedores relacionados a salud y atención médica, biotecnología farmacéutica”.

Gustavo Aguilera explica que parte de la caída de esta categoría está relacionada con la compleja situación que atraviesa la industria farmacéutica respecto al control de precios, además del cese de campañas de vacunación en el contexto de la pandemia.

“También se le suma a esto todo lo que tiene que ver con la importación de materia prima; todo contribuye a revisar los planes de producción de la industria farmacéutica, lo que disminuye las expectativas de contrataciones”, concluye.

Deja una respuesta