Masivo reclamo de justicia por los gemelos que nacieron y murieron en el baño de un hospital

«Se me fueron mis dos angelitos.. la verdad, este dolor que sentí es inexplicable, escuchar cómo se rompe tu alma en mil pedazos». Así empezaba el doloroso relato de Miguel Ruiz en Facebook tras la muerte de sus hijos gemelos. Su mujer, primeriza, fue cinco veces con contracciones a la guardia de un hospital de Santa Cruz y cada una de ellas la mandaron de vuelta a su casa con una inyección. Los bebés terminaron naciendo en un inodoro del baño de ese centro médico y no sobrevivieron.

Se me fueron mis dos angelitos.. la verdad, este dolor que sentí es inexplicable, escuchar como se rompe tu alma en mil…

Publicado por Miguel Ruiz en Martes, 4 de agosto de 2020

Como era de esperar, el posteo de Ruiz se viralizó tan rápido como la indignación de quienes lo leían y así surgió espontáneamente la masiva marcha que ayer pidió justicia por Mateo y Santino, así como también la renuncia del director del hospital, Néstor Hernández.

Por el caso también se hizo una denuncia penal y el Ministerio de Salud y Ambiente de la provincia abrió un sumario administrativo para determinar responsabilidades en el hospital local, confirmó Télam.

«Se hicieron mal las cosas y queremos que se hagan responsables los que actuaron mal, esto no es contra el director ni contra el hospital, sino para que se determine quiénes tuvieron la responsabilidad en esto», pidió Romina, madre de Miguel Ruiz y suegra de Carolina -los padres de los bebés fallecidos- que marcharon acompañados por los vecinos.

La joven cursaba un embarazo gemelar primerizo de 26 semanas, cuando el lunes empezó con dolores y tuvo una pérdida, señaló el padre en su denuncia en las redes. La abuela de los bebés, añadió en diálogo con Radio Glaciar: «Cinco veces fueron, tenía contracciones, la medicaron y la mandaron a la casa, la atendieron los dos médicos que estaban de guardia, nunca llamaron a la ginecóloga, no le dieron importancia ni la atendieron como tenía que ser».

«(Carolina) se levantó con dolor, entró al baño y dijo que tenía pérdida, así que fuimos al hospital, pero nunca nos dieron bola y el primer bebé nació en el baño, no sabía ni qué hacer», recordó Ruiz conmocionado, y exigió «que se haga justicia y que no vuelva a pasarle nunca más a nadie».

El hombre sostuvo que después se enteraron de que sus hijos podrían estar ahora vivos si hubieran sido derivados a Caleta Olivia.»Fue horrible, desde el primer momento que ella ingresó al hospital, no se hicieron los pasos correspondientes», se lamentaron los familiares.