General

La historia de Camila Oliveto, la maquilladora que le dio su CV a Wanda Nara antes de subirse a un micro y ahora se codea con la farándula

Cuando la viveza criolla y la humildad se juntan salen cosas buenas. Wanda Nara es querida por los argentinos por tener ambas cualidades. Es por eso que cuando aparece un nuevo personaje, fresco, con las mismas características, acapara la atención de todos.

Camila Oliveto, una maquilladora oriunda de Azul, tiene 20 años y estaba a punto de abandonar su sueño. Ya no podía quedarse en Buenos Aires y conseguir trabajo en una firma de cosméticos se estaba haciendo muy difícil.

“Ya no podía más, me tenía que volver a Azul y no quería. Estaba haciendo lo posible para resistir, pero este mes era mi límite, ya no me quedaban ahorros”, aseguró Camila en una entrevista que le hicieron en Los Ángeles de la Mañana (eltrece).

Sin embargo, un halo de esperanza apareció con la novedad de que la empresaria abriría un local, y en la presentación estaría cerca de sus fanáticos: “Me enteré que Wanda iba a estar en el shopping por Instagram. Agarré el currículum y me fui. Cuando entré vi mucha gente y dije: ‘Esto está complicado’”.

La maquilladora cuenta que le pidió a una chica que cuando se acercara Wanda le deje un espacio para hacerle llegar su currículum. Con la ayuda de otras personas presentes, fue pasando de mano en mano hasta llegar a su destinataria.

A Camila la llamaron enseguida y al otro día ya estaba trabajando en el local. “Fue una felicidad tremenda, no lo podía creer”, expresó.

La nueva empleada de Wanda contó que su inspiración para animarse fue su familia. “Mi mamá limpia casas, mi papá es policía. La enseñanza que me dieron es que hay que trabajar para salir adelante. Me la jugué y fui al Abasto a ver a Wanda”, dijo.

El mensaje de Wanda Nara a Camila Oliveto


Durante el programa Los Ángeles de la Mañana, Ángel de Brito se comunicó con Wanda quien contó la situación desde su perspectiva.

“Estamos re contentos. Al otro día se sumó. Por suerte en el tumulto cuando agarré el CV, la miré y le hice con el dedo ok, como que la íbamos a llamar. Creo que empezó al otro día a trabajar. Estamos re contentos porque se sumó al equipo súper bien”, dijo la empresaria.

Wanda, con humildad contó qué le pareció la actitud de Camila: “Me pareció muy original, más en este momento de las fiestas en que la gente lo que más quiere es tener laburo. Me pareció un gesto de las ganas que tiene de trabajar”.

Y agregó: “Había un montón de gente que me tiraba cartitas o cosas y no las pude agarrar. Cuando lo vi ya de lejos me di cuenta que era un CV por la fotito de arriba, estiré la mano y le dije al chico de seguridad que me ayude a acercarme. Lo que es el destino, es increíble”.