La Casa Rosada estudia un aumento en el precio de los combustibles

El gobierno de Alberto Fernández estudia un aumento en el precio de los combustibles. El Presidente le encargó al ministro de Economía Martín Guzmán que analice la situación y evalúe cuál podría ser el ajuste en el valor de la nafta y el gasoil.

La Casa Rosada entiende que hay un retraso del 16% en el precio de las naftas pero estudian un incremento entre el 7 y 10 por ciento. La medida no tiene el visto bueno de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Las petroleras, entre estas la estatal YPF, piden un aumento para paliar la crisis que se agravó por la pandemia. En 2020 se registró una fuerte caída de los precios internacionales y el consumo en la Argentina cayó un 90% entre abril y mayo.

Los incrementos en los combustible generará costos más altos de transporte y de esta forma se encarece toda la cadena productiva.

En este contexto la petrolera estatal YPF presenta pérdidas significativas en su balance. En la asamblea de accionistas que se desarrollará en pocos días se conocerá un rojo muy profundo.

Guzmán tendrá la compleja tarea de analizar la situación de las firmas petroleras -con incrementos que se fueron postergando- y tener en cuenta el difícil contexto económico que atraviesa la sociedad.

Cristina Kirchner, en contra

La vicepresidenta Cristina Kirchner se opone al aumento. En el Senado tomó medidas en contra de las petroleras al retrotraer un decreto impulsado por la gestión de Mauricio Macri que le compensaba a estas firmas el impacto inflacionario.

La situación agudiza la pérdida de todas las firmas del sector, incluida la estatal YPF.