La Argentina retrocedió 12 lugares en el ranking mundial de corrupción

En el primer año de gestión de Alberto Fernández, la Argentina bajó 12 lugares en el Índice de Percepción de la Corrupción 2020 (CPI, por sus siglas en inglés), que mide la corrupción en el sector público, a cargo de la ONG Transparencia Internacional (TI). Pasó del puesto 66, en el que se ubicó en 2019 -todavía durante la gestión de Mauricio Macri- al 78, entre las 180 naciones que participan. El manejo de la pandemia de coronavirus tuvo incidencia en los indicadores en todo el mundo.

En el último año del gobierno de Cambiemos, el país había logrado su mejor desempeño desde 2012, escalando 19 posiciones. Pero, de acuerdo a los datos del informe de 2020, difundido este jueves por la organización, con el cambio de mandato y frente al desafío de gestionar la llegada del COVID-19, obtuvo 42 puntos sobre 100. Cabe resaltar que la escala empleada es de cero a 100, donde el primero corresponde a corrupción elevada y, el segundo, a corrupción inexistente.

Asimismo, con este puntaje, la Argentina quedó por debajo del promedio global en materia de percepción de corrupción, que es de 43 puntos, e integra los dos tercios de los países que no pudieron alcanzar los 50 puntos.

El peor desempeño del país en este índice se dio en 2015, al final del últimomandato de Cristina Fernández de Kirchner, cuando obtuvo solo 32 puntos sobre 100, y quedó en el puesto 107 sobre 168 países.

El CPI es un trabajo de la prestigiosa ONG Transparencia Internacional que tiene sede en Berlín y preside la argentina Delia Ferreira Rubio. Este índice es tomado en cuenta por inversiones privados, del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a la hora de recomendar prestar o invertir dinero. Las encuestas e informes utilizadas para elaborar el informe de este año, fueron realizadas a miembros de Bertelsmann Foundation Transformation IndexEconomist Intelligence Unit Country RatingsGlobal Insight Country Risk Ratings e IMD World Competitiveness Yearbook.

A su vez, fueron consultados integrantes de PRS International Country Risk Guide, Varieties of Democracy Project, World Economic Forum EOS y World Justice Project Rule of Law Index.

Poder Ciudadano es el organismo que representa a TI en el país y que se encarga de presentar los resultados en Argentina. Su director Pablo Secchi, explicó que el CPI “no indica que un país es más corrupto que otro, sino que especialistas en la materia, inversores, y actores específicos, dan su opinión sobre el estado de corrupción en los países”.

Respecto al trabajo de la organización en el país, informó: “Poder Ciudadano viene insistiendo en la necesidad de contar con sistemas de integridad acordes a la emergencia. Sistemas de compras y las contrataciones públicas eficientes y transparentes tienen que ser la prioridad en este momento. El desafío de 2021 indudablemente es el control de la adquisición y distribución de vacunas y otros tratamientos para paliar la crisis del COVID-19. En eso enfocaremos nuestro trabajo”.