Corrió 10K para homenajear a Diego

Diego Benítez es argentino pero desde hace tiempo está radicado en Melbourne, Australia. Desde allí, a más de 11 mil kilómetros de distancia, sufrió -como todos- la partida física de Diego Maradona, fallecido el pasado miércoles 25 de noviembre a la edad de 60 años. Y quiso homenajearlo.
En medio de la ola mundial de reverencias hacia el 10, la manera que Benítez encontró para rendirle homenaje a quien probablemente haya sido el responsable de que lo nombren Diego llamó la atención de los medios locales por su ingenio, lo que la llevó a trascender las fronteras australianas.

¿Qué hizo? Armó un recorrido especial de running para que el nombre de Maradona y el número 10 que tanto lo identifica quedaran marcados en el mapa. «Nunca había hecho algo así y se me ocurrió que era una buena oportunidad. Me puse a planear en Google Maps el trayecto, pero si formaba solo la palabra Diego eran entre siete y ocho kilómetros, entonces le agregué el 10 para completar los 10K», dijo en diálogo con TyC Sports.

Nacido en el 80, seis años antes de que fuera campeón del mundo en México 86 y uno después de que se consagrara en Japón con la Selección Juvenil, Benítez usó la 10 de Maradona para registrar la proeza: «Busqué la remera de Diego que tenía de hace mil años para correr. Hace mucho que no la usaba, ya está vieja y no quería que se me arruine más», relató.