GeneralSociedad

Confundió una obra de arte con una chaqueta abandonada y la llevó al sastre para acortar las mangas

Una jubilada de 72 años protagonizó un particular e involuntario robo en el Museo Picasso de París al llevarse una chaqueta que parecía olvidada, cuando en realidad se trataba de una obra de arte. Si bien la prenda fue devuelta días más tarde, ya no era la misma: la mujer la había llevado a un sastre para que le acortara las mangas.

Cuando las autoridades del museo se dieron cuenta de la desaparición de “Old Masters”, que es el nombre que lleva la obra, fueron inmediatamente a revisar las cámaras de seguridad y ahí notaron lo que había ocurrido. La mujer tomó la chaqueta, luego la metió en un bolso y se fue del lugar.

Unos días más tarde, la jubilada volvió al museo justo cuando los investigadores habían ido a juntar pruebas del caso. Fue en ese instante que los guardias de seguridad alertaron a la policía sobre su presencia y la detuvieron por el robo.

Sin embargo, a las pocas horas fue puesta en libertad por orden de la fiscalía de París, ya que la mujer aseguró que pensó que se trataba de una prenda olvidada.

La sorpresa mayor, de todos modos, llegó cuando la jubilada devolvió “Old Masters”: se encontraron con que tenía 30 centímetros menos de tela. Esto se debe a que la mujer llevó la chaqueta al sastre para ajustarla a sus medidas.

De quién es la obra que fue robada

La pieza sustraída es obra del artista español Oriol Vilanova. Se trata de una chaqueta azul que cuelga en una pared titulada “Old Masters”, es decir, “Viejos Maestros”.

Con ella se busca que los visitantes pongan la mano en los bolsillos y saquen postales que reproducen grandes obras pictóricas.

La nueva directora general del museo, Sabine Longin, explicó que la obra es un éxito y que incluso, como pidió el artista, los visitantes pueden probársela. Aunque claro, luego hay que poner la pieza en su sitio, cosa que la jubilada no hizo.

Quienes vayan al museo pueden colocársela con el fin de reflexionar sobre “el valor de las obras maestras de la pintura sobre lienzo frente a sus reproducciones fotográficas”, de acuerdo con lo que comentó Longin.