Argentina veta nuevos contratos en el sector estatal

l Gobierno argentino dio a conocer este viernes una legislación que impide la contratación de nuevo personal en entidades del Estado como parte de las medidas para detener la crisis económica del país.

No se podrán “efectuar designaciones ni contrataciones de personal de cualquier naturaleza», establece el decreto 426/2022 aprobado por el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y ministra de Economía, Silvina Batakis.

El Gabinete considera “adecuado adoptar diversas medidas con miras a garantizar un ejercicio eficiente y responsable del presupuesto nacional, en lo que hace a la contratación de personal».

El dictamen comprende distintas formas de designación y contratación del personal de trabajo en el área estatal que estarán en vigor hasta el 31 de diciembre de 2023. No obstante, el Gabinete podrá permitir el proceso en algunos sectores.

Se establecen excepciones en el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, y el de Manejo del Fuego, el cuerpo diplomático y estructura de Gobierno, los guardaparques, las fuerzas armadas, la seguridad, centros penitenciarios y profesionales de la salud.

El dictamen establece que si algún trabajador abandona su puesto, su vacante no estará disponible automáticamente, sino que el sector deberá “validar la criticidad o necesidad estratégica para el funcionamiento del área” y solicitar la autorización para cubrir la plaza.

Por otro lado, se eximen también “los cargos o contrataciones que hagan al cumplimiento del Cupo para personas travestis, transexuales y transgénero” y del “Cupo de Discapacidad”.

Esta legislación es parte de la estrategia gubernamental para reducir la inflación en el país, contener el precio del dólar, recuperar el orden fiscal y dar respuesta a las recientes protestas de los trabajadores del país que exigen salarios justos y diminución de la pobreza.

Vale destacar que Argentina experimenta un crecimiento del producto interno Bruto (PIB) alrededor del 5.0 por ciento y un descenso de la tasa de desempleo del 13 al siete por ciento.