Alemania| Ocho personas recibieron por error una dosis cinco veces más alta que la indicada del COVID-19

En la ciudad de Stralsund, Alemania, ocho trabajadores de la salud recibieron cinco veces la dosis recomendada de la vacuna BioNTech-Pfizer. Una de las personas continúa internada.

“Lamento profundamente el incidente. Este caso se debe a errores individuales. Espero que todos los afectados no sufran ningún efecto secundario grave”, declaró el jefe de distrito Stefan Kerth en un comunicado al que accedió Reuters.

El error se produjo porque la vacuna de Pfizer viene en viales de los que luego hay que extraer cinco dosis. Por un fallo “personal”, según precisaron las autoridades locales, se suministró a los sanitarios el vial entero.

La farmacéutica, tras lo ocurrido, señaló que en los frascos se establece que se trata de recipientes multidosis, cuyo contenido debe ser diluido antes de ser administrado.

Los afectados, siete mujeres y un hombre, fueron enviados a sus casas aunque luego cuatro de ellos fueron ingresados en el hospital al manifestar síntomas similares al de la gripe.

En los ensayos, se administraron dosis de hasta 100 microgramos sin efectos secundarios graves, por encima de la dosis de 30 microgramos que ahora es estándar, dijo un portavoz de la compañía BioNTech.

Sobre la seguridad y eficacia

Según un reporte de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) de EE.UU., la protección inmunológica contra el COVID-19 es “fuerte” aproximadamente a partir de los 10 días desde que se aplica la primera dosis. Son dos aplicaciones y se deben colocar con 21 días de diferencia.

Los efectos adversos más comunes en el estudio, con decenas de miles de voluntarios, fueron las reacciones en el lugar de la inyección (84,1%), fatiga (62,9%), dolor de cabeza (55,1%), dolor muscular (38,3%), escalofríos (31,9%), dolor articular (23,6%) y fiebre (14,2%).

Entre los participantes, seis personas murieron, aunque cuatro habían recibido un placebo. Dos que sí recibieron la fórmula, un participante tenía obesidad y aterosclerosis preexistente, y murió tres días después de la primera dosis. Otro participante, sufrió un paro cardíaco 60 días después de la segunda dosis.