Alberto Fernández: «Sin igualdad de oportunidades, el mérito no alcanza»

El presidente Alberto Fernández anunció la construcción de 300 Centros de Desarrollo Infantil (CDI), que beneficiarán a 28.800 chicos de las poblaciones más vulnerables de todo el país, en el marco de la Red de Infraestructura del Cuidado. «Si no le damos igualdades a todos, el mérito no alcanza», aseguró.

En un acto que tuvo lugar en el Museo del Bicentenario, ubicado al lado de la Casa Rosada, el jefe de Estado ratificó la premisa del Papa Francisco de «ocuparnos de los más humildes», e indicó que «eso estamos haciendo, empezar por los últimos».

Así arrancó la presentación del programa, que requerirá una inversión de 7.991 millones de pesos, busca garantizar la protección, el cuidado y la promoción de los derechos de la primera infancia, desde los 45 días hasta los 4 años.

En esta ocasión, «nos estamos ocupando de generar un futuro para los chicos, para que aquellos que nacen en un hogar pobre tengan las mismas oportunidades que los de las clases medias y más altas, que pueda alimentarse, educarse y pensar qué quiere para su futuro».

Lo acompañaron en el acto los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; Desarrollo Social, Daniel Arroyo; y de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. También estuvieron presentes intentendentes y gobernadores.

A su vez, estuvo presente el padre Pepe, quien brindó unas palabras de las cuales el Presidente destacó «la necesidad de una comunidad organizada»; al tiempo que agradeció «la labor que están realizando los curas villeros, los sacerdotes y predicadores de otros cultos porque sin ellos todo hubiera sido más difícil».

Primera infancia, en todo del país

La iniciativa busca, además, reducir las brechas de pobreza, género y localización territorial. Para ello, el gobierno nacional trabajará en conjunto con la provincia o el municipio donde esté emplazado el Centro.

«El Estado está generando las posibilidades para el desarrollo de los niños en los primeros años de vida, este es un punto de arranque», sostuvo Alberto Fernández.

«¿A qué normalidad quieren volver?», se preguntó sobre los planteos que surgen durante y finalizada la pandemia del coronavirus, ¿a la del poder concentrado, a la de un país lleno de pobreza, al país en el que la riqueza se la quedan unos pocos?», cuestionó. Y se respondió:  «Me siento muy orgullo de que podamos ocuparnos de generar una nueva normalidad, más justa, como merecen todos los Argentinos».

«Empezamos por los lugares que más necesitan en la Patria. El último rincón de Jujuy, de Salta, de Tierra del Fuego es la Patria y debemos ocuparnos de todos ellos», aseguró el Presidente. 

¿Cómo serán los centros de primera infancia?

Katopodis, cuya cartera participará de la construcción junto a la de Desarrollo Social, dijo a la agencia de noticias Télam que, con el programa de obras«se va a llegar con jardines maternales a los lugares más vulnerables de la Argentina, para poder ampliar las oportunidades en la primera infancia y reducir las brechas que hoy existen».


«Estamos construyendo una Red de Infraestructura del Cuidado con sentido federal y para eso destinamos un porcentaje específico de nuestro presupuesto para obras vinculadas a la promoción de derechos y políticas de cuidado», explicó el ministro..

Según informó la cartera de Obras Públicas, los espacios -que forman parte de la Red de Infraestructura de Cuidado- tendrán una inversión de $7.991 millones en infraestructura, equipamiento y mantenimiento.

Para el diseño del plan, el ministerio estableció un Fondo de Infraestructura de Cuidados para destinar el 8,5% de su presupuesto anual a obras vinculadas a la promoción de derechos y que garanticen estándares básicos de calidad de vida para la población.

En ese marco, según se consignó en un comunicado, para la construcción de los CDI, se trabajó en el diseño, la evaluación y la política de suelo, y la localización para su construcción.

Equipamiento e insumos para los CDI

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Social que encabeza Daniel Arroyo tiene la función de apoyar la gestión y el fortalecimiento futuro de los CDI con una inversión inicial destinada a equipamiento e insumos.

Asimismo, Desarrollo Social realizará un acompañamiento económico mensual por cantidad de niños y niñas, que permitan garantizar los gastos de funcionamiento básico de cada espacio, además de la asistencia técnica y la formación para el personal.

De acuerdo al programa, la provincia o el municipio será responsables de la disponibilidad del suelo y de brindar los recursos humanos necesarios para su operatividad.

Con los nuevos Centros de Desarrollo Infantil, el Ministerio de Obras Públicas se propone «aumentar oportunidades para la primera infancia y reducir las brechas existentes de pobreza, género y territoriales, ampliando la infraestructura para acceder a este servicio de cuidado integral que garanticen la protección y promoción de los derechos de niñas y niños».

Los CDI contarán con una superficie de 220 metros cuadrados, distintas salas según las edades y espacios de recreación al aire libre.

Con una capacidad de 48 niñas y niños por turno, brindarán una atención integral para su desarrollo, que incluye asistencia nutricional, estimulación temprana y psicomotricidad.

La localización de los CDI, según se explicó, es definida en base a un Índice de Inequidades en la Primera Infancia (IPI), construido a partir de tres criterios compuestos por dimensión «vulnerabilidad y desigualdades de accesos a cuidados en la niñez»; «demográfica y escala de ciudades»; y «viabilidad de suelo, gestión y sostenibilidad en el tiempo».

Así, el ministerio, tomando en cuenta estos indicadores y con un «sentido federal», distribuye los 300 CDI entre las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Además de los Centros de Desarrollo Infantil, la Red de Infraestructura del Cuidado está conformada por la Red de Emergencia Sanitaria Federal Covid-19, en articulación con el Ministerio de Salud, que incluye 118 intervenciones en todo el país para sumar nuevas camas y fortalecer el sistema público de salud.

Una vez que pase la pandemia, las obras quedarán como capacidad instalada en cada localidad, según señala el comunicado.

La red también integra asimismo a los centros territoriales de atención integral y protección para las personas en situación de violencias por motivos de género, en articulación con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Los dos primeros se construyen en Quilmes (Buenos Aires) y en Santa Rosa (La Pampa).