Toma de rehenes en Caseros: una discusión y violencia de género, cómo empezó la balacera

La toma de rehenes en Caseros se inició después de una fuerte discusión y un episodio de violencia de género, según confirmó la Policía.

Todo empezó después de las 22, cuando una comida en la casa de Darío, de 42 años, se puso muy violenta: el hombre agarró del cuello a su pareja, Paula, y su amigo Alejandro intercedió para evitar que siguiera el ataque.

Fue entonces cuando Darío, que tiene muchas armas en su casa, agarró una escopeta y fuego. En ese momento, Paula y otros cinco comensales aprovecharon para salir corriendo mientras el agresor peleaba con su amigo Alejandro. Según informó el ministro de seguridad bonaerense, Sergio Berni, el hombre disparó unas 300 veces.

Una vez fuera del domicilio, Paula llamó a la Policía. Los agentes llegaron al lugar y trataron de ingresar al domicilio cuando el hombre respondió con una balacera. Fue entonces cuando los efectivos dieron intervención al Grupo Halcón y armaron un cerco de seguridad.

Toma de rehenes en Caseros: cómo es la negociación del agresor con el Grupo Halcón

Al parecer, el agresor reclama la presencia de su mujer en el lugar. Los vecinos aseguran que el hombre ya habría disparado por lo menos 150 veces contra los policías que rodean el lugar.

En la zona trabaja personal de la Estación de Policía de Tres de Febrero, del Grupo Halcón y de la DDI de San Martín. En principio, la causa fue caratulada como privación ilegítima de la libertad y es investigada por la fiscal Diana Mayko, de la UFI N°7 del departamento de San Martín.

Nota copiada de Tn