Procesaron al ex-saxofonista de los Fabulosos Cadillacs “Naco Goldfinger”: le dictaron prisión preventiva por narcotráfico

El exsaxofonista de Los Fabulosos Cadillacs Ignacio Pardo Paso, alias “Naco Goldfinger”, y un amigo con el que a mediados de octubre fue rescatado de las aguas del Río de La Plata, a la altura de Ensenada, fueron procesados con prisión preventiva como acusados de trasladar 34 kilos de cocaína.

Así lo decidió en las últimas horas el juez federal 3 de La Plata, Ernesto Kreplak, que imputó a Pardo y Leonardo Minin Etcheverría por el delito de transporte de estupefacientes y además les trabó un embargo por 50 millones de pesos.

En tanto, el magistrado declaró la extinción de la acción penal para Carlos Cammarota, que fue encontrado sin vida flotando el mismo día en que fueron rescatados los otros dos hombres.

El viernes de la semana pasada efectivos de la Prefectura Naval, tras rescatar a los dos imputados del agua, encontraron en el lugar un bolso negro flotando y que contenía 34 panes de cocaína con una foto de Miguel Ángel Félix Gallardo, un narco mexicano conocido como “El Jefe de Jefes” o “El Zar de la Droga”.

Los investigadores sospechan que los detenidos pretendían cruzar la droga a Uruguay, tras haberla cargado en un camping de Punta Lara, o que recibieron la droga desde un barco. Luego de ser rescatados, tanto Goldfinger como Minin Etcheverría fueron trasladados al Hospital Cestino de Ensenada porque estaban con hipotermia.

Pardo, de 56 años, tuvo una condena a siete años y ocho meses de prisión por el asalto a la tesorera del restaurante La Dorita de San Isidro. El año pasado había sido beneficiado con libertad asistida porque estaba cerca de cumplir los dos tercios de la condena.

La curiosa versión del abogado de los náufragos rescatados en el Río de la Plata con 34 kilos de cocaína

El abogado de los dos náufragos rescatados junto a 34 kilos de cocaína en el Río de la Plata, Juan Manuel Casolati, habló días atrás con TN y aseguró que “ellos estaban pescando y los sorprendió la tormenta. Uno de ellos me alcanzó a decir que no tenían nada que ver con el náufrago que murió. No lo conocen ni saben quién es”.

Sobre las circunstancias que sus defendidos debieron atravesar luego de haber caído al agua, Casolati agregó: “Pardo estuvo más de seis horas en el río en una noche de mucha tormenta, nadando a contramano con mucho y mucho viento. Tenía un ojo bastante hinchado. Hablé muy poco con él, pero me alcanzó a decir que ellos dos habían salido solos y a pescar, como Pardo muchas veces ha hecho, y mucho antes de que se desatara el mal tiempo. Generalmente los pescadores van a pescar a la hora de la noche, pero el temporal los tomó por sorpresa”.

Con respecto a la “coincidencia” de que al mismo tiempo hubiera en el agua una tercera persona “desconocida” a pocos metros de sus clientes, el representante jurídico dio una curiosa versión: “Hubo dos naufragios, y los hechos no están conectados. Mis defendidos salieron a navegar en una embarcación deportiva muy pequeña, que además se terminó hundiendo. Pardo me dijo: ‘Mi embarcación se hundió, por lo cual es imposible que hayan encontrado a una tercera persona dentro de mi embarcación”.

Nota de Tn