Pergamino| Mataron de un balazo a un joven que festejaba con amigos el Día de la Primavera

Un adolescente de 17 años fue asesinado a sangre fría en una casa de Pergamino, donde festejaba con sus amigos la llegada de la Primavera. Su hermana menor fue testigo del crimen y su testimonio fue clave para reconstruir el dramático momento.

Todo empezó cerca de las 3 de la madrugada del martes en una vivienda del barrio Virgen de Guadalupe. A esa hora la víctima, Nazareno Morinigo, escuchó el ruido de piedras caer sobre el techo de chapa y salió a la calle para ver qué pasaba.

Afuera se encontró con al menos nueve jóvenes con los que, al parecer, tanto él como sus amigos arrastraban una vieja rivalidad. Entonces, según contó la hermana de Nazareno al diario El Tiempo de Pergamino, la víctima los invitó a resolver el conflicto a golpes y como respuesta recibió un balazo que lo mató casi en el acto.

Pese a que un vecino llevó en su propio auto al joven al Hospital San José, el chico murió poco después de un paro cardiorrespiratorio por la gravedad de la herida. El proyectil había ingresado por la axila derecha de la víctima y el daño que provocó fue fulminante.

El asesino fue identificado por varios testigos y la fiscal del caso, Patricia Fernández, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial de Pergamino, pidió su detención por el delito de Homicidio Agravado por el uso de arma de fuego.

Incendiaron la casa del padre del presunto asesino

La muerte del adolescente caldeó los ánimos en el barrio y el miércoles por la tarde un grupo de personas atentó contra la casa del padre del supuesto asesino, ubicado sobre la calle Colodrero al 1.600.

Los agresores ingresaron en la casa, intentaron incendiarla y antes de escapar provocaron daños además de robar algunas de sus pertenencias. Según informaron los medios locales, el propietario resultó ileso a pesar de que se encontraba en el interior de la vivienda cuando se produjo el ataque.