Nueve policías detenidos tras la muerte de un hombre en una comisaría de San Clemente del Tuyú

Nueve policías bonaerenses fueron detenidos este sábado tras la muerte de un hombre en la Comisaría 3° de San Clemente del Tuyú, en medio de la conmoción tras el crimen de Lucas González a manos de la Policía de la Ciudad.

Se trata de una persona que habría sido arrestada por provocar destrozos en un hotel. Los agentes detenidos participaron de todo el procedimiento entre la detención, el traslado y la entrada a calabozo, según confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la Provincia a TN. “Los nueve ya fueron desafectados por Asuntos Internos”, especificaron.

Según las primeras informaciones, el episodio ocurrió entre el miércoles y jueves, y la víctima sería un hombre que fue detenido tres veces en la última semana. Los informantes comentaron que la más reciente fue por actos de vandalismo.

Muerte en una comisaría de San Clemente del Tuyú: los resultados preliminares de la autopsia hablan de asfixia

“En principio (la víctima), estaba en un estado psicomotriz elevado y supuestamente bajo efectos de drogas”, sostuvieron las fuentes. “Exaltado, comenzó a destrozar la habitación del hotel y, antes las denuncias, fue la Policía a detenerlo”, agregaron.

Los resultados preliminares de la autopsia realizada por la Procuración General de la Provincia sobre el cuerpo determinaron que el detenido murió por asfixia mecánica.

Tras obtener esta confirmación, la Fiscalía 11 de Dolores dispuso la detención de nueve policías y 11 allanamientos que fueron realizadas por el Gabinete de Homicidios de la Policía Federal.

Quién era Alejandro Martínez, el hombre asesinado por la Policía bonaerense en una comisaría

Tenía 35 años y desde 2007 se desempeñaba como personal de maestranza. Había sido detenido el jueves acusado de provocar disturbios en un hotel de esa ciudad balnearia y apareció asfixiado en el calabozo algunas horas después.

Martínez había nacido en la localidad de Brandsen, pero vivía en el Partido de la Costa. Era hincha de Estudiantes y figura que era titular de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

La víctima había sido detenida tres veces en la última semana y, según se pudo saber, la más reciente fue por actos de vandalismo.