“No respira”: llevaron a su hija de dos años a un cuartel y los bomberos le salvaron la vida

Un suceso tan dramático como desesperante. Así lo vivieron los padres de una menor de dos años, quienes el martes por la noche constataron que su hija no respiraba y decidieron acudir rápidamente al cuartel de bomberos para pedir ayuda.

Fue justamente el grupo de bomberos de Quilmes Oeste quien le salvó la vida a la pequeña, que al arribar al lugar no presentaba signos vitales. “Ellos llegaron el martes a la noche. Vinieron en un vehículo particular, bajó el padre con la nena en brazos y estaba sin respirar, inconsciente”, sostuvo Vanesa Zambotti, una de las bomberas que participó en la reanimación, en diálogo con TN.

“La recibimos, la tomé en brazos y al ver que no reaccionaba la trasladamos con la unidad hacia el hospital local”, agregó Zambotti.

En las imágenes entregadas por una cámara de seguridad del cuartel se observó dicha secuencia: pasadas las 21.30 del martes, el portón de entrada se abrió y fue Zambotti quien cargó a la nena hasta la ambulancia. “La tenemos para uso nuestro, por si le pasa algo al personal, pero también está condiciones y la pudimos utilizar correctamente para revertir la situación de la menor”, dijo la bombera a este medio.

“Los papás decían que no respiraba. En la ambulancia les preguntamos qué había pasado. Nos contaron que la nena estaba durmiendo, que la fueron a ver y no respiraba”, contó Marina Viera, otra de las bomberas que estaba en el lugar. “A mí se me hizo eterno, pero por suerte reaccionó antes de llegar al hospital”, agregó.

El desesperante suceso ocurrió en el destacamento N°2 de Quilmes Oeste, ubicado en Berutti al 2800. Desde allí la menor fue trasladada al Hospital Iriarte de Quilmes, aunque a pocas cuadras del cuartel volvió a exhibir signos vitales.

“Por suerte a las pocas cuadras pudo reaccionar. Se le aplicaron todas las maniobras de RCP y oxígeno. Todo en lo que nosotros nos capacitamos para estas situaciones. Lo más importante fue el trabajo en equipo para poder revertirlo”, explicó Hernán Strauss, quien participó en el traslado y es padre de dos varones pequeños, admitió haber sentido angustia durante los minutos que duró el hecho.

“En marzo de este año me había pasado lo mismo. Vino un padre con sus hijos y por suerte pudimos reanimarlos”, relató Strauss.

Los bomberos y bomberas asistieron a la menor y participaron en el traslado fueron Leonardo Barila, Vanesa Zambotti, Marina Viera , Hernan Strauss y Matías Pelesech.

Zambotti remarcó que se retiraron del hospital con la tranquilidad de que la nena estaba siendo atendida por el personal médico pediátrico. “Ellos nos avisaron que se encontraba estable. Nos fuimos tranquilos, escucharla llorar nos devolvió el alma al cuerpo”.