Murieron cinco nenes al caer desde un castillo inflable que una ráfaga de viento elevó hasta 10 metros

Cinco nenes murieron y otros cuatro resultaron heridos de gravedad el jueves en un accidente con un castillo inflable durante una fiesta escolar de fin de año en Australia.

El hecho ocurrió en la localidad de Devonport, en el norte de la isla de Tasmania, cuando los alumnos celebraban el fin de las clases antes de las vacaciones de verano. Una brutal ráfaga de viento levantó el castillo inflable en los aires y los nenes de quinto y sexto grado cayeron desde unos 10 metros de altura.

“Se suponía que estos niños estaban celebrando su último día de escuela primaria, en lugar de eso, todos estamos de luto por su pérdida”, dijo el jefe de la policía de Tasmania, Darren Hine a ABC News.

“Nuestros corazones están destrozados por las familias y los seres queridos, compañeros de escuela y maestros de estos jóvenes que se fueron demasiado temprano”, agregó.

Medios locales mostraron imágenes de policías en lágrimas frente a unas lonas azules que ocultaban lo que la policía Debbie Williams describió como “una escena muy chocante y angustiante”.

Policías se abrazan en el lugar del accidente en el que cinco nenes murieron en Australia. (Foto: Twitter/@MonteBovill).

Bob Smith, un vecino, contó que vio el castillo inflable elevarse en los aires y luego reportó que se escuchó un fuerte estallido. “Fue bastante traumático”, concluyó.

Minutos después el lugar se llenó de ambulancias y helicópteros. Restos del castillo se podían ver colgando de ramas de árboles de la zona.

El primer ministro Scott Morrison calificó el incidente como “simplemente devastador”. El funcionario agregó que pondrá todos los recursos necesarios al servicio de las familias y de la comunidad afectadas por la tragedia para ayudarles en lo que sea necesario.

El secretario del Departamento de Educación de Tasmania, Tim Bullard, aseveró que la prioridad es atender a las víctimas y los familiares, también con ayuda psicológica. ”Tenemos un equipo en el lugar para prestar apoyo a los alumnos y los empleados, y esto incluye psicólogos, trabajadores sociales y capellanes”, explicó Bullard.

La escuela había invitado a los padres a colaborar con el evento, que incluyó una zona de juegos, un tobogán, una zona de artes y manualidades y el castillo inflable.

La escuela dijo en su página de Facebook que “hubo un accidente en el sitio de nuestra escuela. Vamos a cerrar la escuela por el resto del día”, y pidió a los padres recoger a sus hijos “con urgencia”.

Aún no está claro cuantos chicos estaban en el castillo inflable en el momento del incidente, ni cómo este estaba amarrado al piso.

El comisionado Hine señaló que la investigación tomará “bastante tiempo”. Accidentes relacionados con castillos hinchables ocurrieron en varios países. En mayo pasado, tres chicos resultaron heridos de gravedad en Rusia cuando un castillo explotó.