La imagen del tobogán acuático a 98 metros de altura en Temperley que tomó un drone y es viral

Tomás Lemos, un fotógrafo amateur que dedica sus días al mundo de la publicidad, le sorprendió tanto el hallazgo que decidió compartirlo en sus cuentas de Twitter e Instagram. Un tobogán acuático, en la terraza de un edificio a 98 metros de altura, que con el correr de las horas se viralizó de manera impensada.

El hombre de 34 años, que actualmente reside en Caballito, había visitado a un amigo que vive con su novia en una casa ubicada en Temperley, localidad perteneciente a Lomas de Zamora.

“Como estoy comenzando a modo de hobby con la fotografía aérea me propuso llevar el drone a su casa, así sacábamos fotos del barrio”, dijo Lemos a TN.

El tobogán acuático de Temperley que se volvió viral

Su publicación en Twitter superó los 32 mil likes y los 1500 retuits. Los incontables comentarios brindaban más detalles de un fenómeno característico de la ciudad. “Fue casi accidental esa foto. Estuve 30 minutos recorriendo Temperley con el drone y encontré el tobogán sin pensarlo”, agregó Lemos.

En su cuenta de Instagram narró: “Lo que más me fascina de la fotografía con drones es tener la oportunidad de descubrir lugares nuevos, diferentes; o sacarme esa duda que muchos tienen sobre un edificio ubicado a metros de la estación de trenes de Temperley”.

Lemos continuó: “El mismo cuenta con un tobogán de agua instalado en la terraza, perteneciente a la unidad del último piso. Esto lo encontré de casualidad”.

Sobre el final de su relato sostuvo: “Todavía me genera vértigo meterme en este tobogán de agua y ¿salir del otro lado? Lo que no imaginé es que podía hacerse viral en Twitter”.

“Soy productor ejecutivo en una agencia de publicidad. Ahora me estoy especializando en todo lo que es metaverso y web3. Una de las razones de probar la fotografía área es poder escanear lugares y objetos para luego poder visitarlos en la realidad virtual. Lo arranqué como hobby, pero con fines laborales”, especificó a este medio.

El tobogán en cuestión corresponde a un departamento de cuatro ambientes ubicado sobre la Avenida Almirante Brown al 2900. Cuenta con terraza propia, parrilla, horno de barro y el mencionado tobogán con una piscina de uso privado de 12 metros de largo.

El tobogán está ubicado en el piso 28, a unos 98 metros de altura, y posee una retroiluminación que permite reconocer el edificio de noche y desde varios kilómetros. La construcción tiene dos departamentos por piso y cuatro ascensores.

El departamento se encuentra en venta y está valuado en US$700.000. En las inmobiliarias se lo presenta de la siguiente manera: “Consta de tres dormitorios con placard, con interiores de categoría, cocina con muebles de primera calidad, dos baños completos y living comedor con balcón grande”.