Femicida comía cuerpos y los conservaba en sal: aterradora confesión del asesino serial de México.

Autoridades de México detuvieron a Andrés Mendoza, un presunto asesino serial quien habría confesado diversas atrocidades cometidas en más de 20 años. Los investigadores encontraron en su casa desde videos en los que se veía cuando ultimaba a sus víctimas hasta todo tipo de «recuerdos».

Sus vecinos de la colona Lomas de San Miguel, en México, lo conocen como «El Chino«. Tras una investigación por la desaparición de Reyna González Amador, los investigadores dieron con él y lo detuvieron en su casa de Atizapán de Zaragoza. Al ingresar al inmueble se encontraron con un panorama de horror.

«En un gran despliegue policial, agentes de al menos tres fuerzas de seguridad, junto a bomberos, funcionarios de la Fiscalía de Feminicidios y perros de rastreo del cuerpo policial municipal irrumpieron en la casa del hombre con una orden judicial. Encontraron restos humanos en un sótano y enterrados en una de las habitaciones de la casa«, señaló El País.

Con lo primero que se toparon arriba de la mesa, fue con «una mano y un pie que pertenecía a la mujer que estaban buscando«, aseguró El UniversalEl detenido, de 72 años, confesó haber matado a al menos 15 mujeres e incluso haber comido algunos de sus restos.

Según algunas informaciones que se filtraron a la prensa local extraoficialmente, habrían hallado bolsas de sal que le permitirían al anciano conservar los cadáveres. Este producto, al absorber todo el agua, impide que las bacterias se multipliquen y descompongan lo que se pretende conservar.

Tras el trabajo de los peritos, se dio a conocer que encontraron en el inmueble del horror, desde restos óseos, hasta carteras, maquillaje, indumentaria femenina, alhajas e identificaciones de mujeres. Inclusive, habrían secuestrado con libretas que contendrían nombres de las víctimas. 

Por otra parte, hallaron alrededor de 20 videocasetes en los que el acusado se grababa mientras cometía cada asesinato. “Fue posible la localización en este lugar de diversos restos óseos, así como credenciales de elector y diversa ropa, calzado y bolsas de mujer, además de otros indicios como libretas con varios nombres, casetes de video y maquillaje”, aseguraron en el comunicado oficial de la Fiscalía del Estado de México.“Hemos encontrado elementos que nos hacen suponer que puede ser un feminicida serial”, sentenció la letrada.

Andrés Mendoza, de 72 años, fue detenido en el marco de la desaparición de al menos 15 mujeres (Captura del video de detención).