Creen que la jauría que mató a Florencia Ledesma volvió a atacar en San Juan y crece el temor

En San Juan siguen los rastrillajes a pie, en motos y hasta con drones en busca de la jauría que este lunes atacó y mató a Florencia Ledesma. Aunque todavía desde la Fiscalía de Delitos Especiales confirmaron que no pudieron capturarlos, se conocieron nuevas víctimas de los animales.

Cuando la falta de resultados positivos inclinó a los investigadores a sospechar que alguien pudiera haberle dado refugio a los perros, un policía de la Montada se cruzó con ellos en una zona ubicada a unos 3 kilómetros de la madriguera en donde se encontró el cuerpo de la joven de 23 años.

Cómo fue el nuevo ataque de la jauría en San Juan

Según indicó a Tiempo de San Juan una fuente cercana a la investigación, este policía y su caballo fueron atacados por los perros pero el efectivo pudo pedirle ayuda a sus colegas que patrullaban cerca de ese lugar y cuando entraron en escena montados a caballo, los perros se asustaron y huyeron.

Por otra parte, se supo que más tarde agredieron a unas cinco personas, que practicaban deporte aventura en la zona del río El Jarillal. Hasta allí se trasladaron efectivos de la Policía de San Juan, personal de la División Canes, GERAS, la Secretaría de Medio Ambiente y personal de la Fiscalía, pero nuevamente los animales escaparon.

En diálogo con los medios locales el fiscal Adrián Riveros, coordinador de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) Delitos Especiales y fiscal del caso, señaló que la intención que tienen los efectivos que trabajan en esta zona, es encontrar todos los posibles lugares donde estos perros “descansan” y así distribuir diferentes ‘señuelos’ para poder atraparlos. No obstante, en principio la idea es mantenerlos con vida.

El ataque de la jauría en San Juan

Nota de Tn