Brutal paliza de 10 personas al hijo del ex abogado del jubilado que mató al ladrón en Quilmes

El hijo de una pareja de abogados fue víctima de un violento y misterioso ataque en manada por parte de unos diez hombres en el ingreso al Complejo Fincas de Iraola 1 de Hudson, donde vive con su familia.

No hubo amenazas, y tampoco robaron nada. Cerca de las 3 de la madrugada de ayer, los sujetos simplemente agredieron a golpes y patadas al hijo de los abogados Gisell y Hugo Icazati, y escaparon en cuanto advirtieron la presencia de la policía.

Según la denuncia a la que accedió Data Judicial, la víctima, que ahora permanece internada por la brutal paliza que recibió, pudo identificar a tres de los diez agresores. Dos de ellos serían residentes en Fincas de Iraola y un tercero en el Country El Carmen de esa zona.

La rápida intervención del personal de seguridad del barrio privado puso en fuga a los sospechosos antes de que la situación tuviera consecuencias todavía mayores para la víctima.

Sin pistas hasta el momento sobre el motivo del ataque, la causa fue caratulada como «lesiones» y quedó a cargo de la fiscal María Eugenia Aparicio, de la fiscalía N° 11 del Departamento Judicial Quilmes.

Hugo Icazati, padre de la víctima, fue uno de los primeros abogados del jubilado que mató a balazos a un ladrón en Quilmes, pero se apartó del caso cuando sumaron a la defensa a Fernando Soto, el mismo letrado que representa a Luis Chocobar, el policía que en 2017 mató a un delincuente en el barrio porteño de La Boca.

«Atento a que viendo un programa periodístico, tomé conocimiento de que se incorporaría a la defensa, por decisión del Dr. (Marino) Cid Aparicio un nuevo codenfesor, Fernando Soto, con la intención de darle un nuevo enfoque a la defensa del imputado, muy distinto a la visión que del derecho tiene este letrado, viene por el presente a presentar su renuncia al cargo de defensor que venía ejerciendo a efectos de no entorpecer la estrategia que se le pretende dar al proceso, la cual no comparto», afirmó entonces Icazati en un comunicado.