Bajaron de peso, lo mostraron en las redes, fueron criticados por los usuarios y tuvieron una reacción que sorprendió a todos

Una pareja estadounidense se sometió a una dieta para bajar de peso. Con el objetivo cumplido, decidieron hacer viral su experiencia para incentivar a otras personas a intentarlo. Sin embargo, como respuesta recibieron varios comentarios ofensivos. Lejos de bajar los brazos, usaron esos mensajes para generar conciencia en la sociedad sobre la discriminación, y lo hicieron de un modo creativo, que sorprendió a todos.

Ethan Spiezer (36) lleva casi tres años sosteniendo un plan alimentario y entrenando su cuerpo. Al ver sus resultados, su esposa Rebecca (41) se sumó a este desafío y también logró resultados sorprendentes: él descendió poco más de 130 kilos y ella 90.

Hace algunos meses, el hombre comenzó a postear en Reddit las fotos del antes y después de su cuerpo. Según contó en junio al sitio Bored Panda, lo hacía para que otros usuarios se inspiren y comiencen a cuidar su salud. Pero, se encontró con algunas respuestas agresivas de personas que lo trataron de “narcisista”, “patético” y criticaron sus logros.

En vez de dejar que esto lo afectara, Ethan decidió divertirse un poco con eso y estampó algunos de los horribles mensajes en una camiseta. Luego, se tomó una foto con la prenda puesta y una sonrisa en su rostro. “Todavía está gordo”, “Qué patético y poco sincero”, “Trasero gordo”, decían algunas de las frases que escribieron los usuarios debajo de sus posteos.

La publicación, que muestra a este hombre vistiendo la peculiar remera, se volvió viral en internet y no cayó del todo bien entre algunos internautas, que continuaron con sus críticas. Al punto, que el protagonista de esta historia tuvo que advertir que continuaría imprimiendo camisetas con los comentarios discriminatorios.

“Publico mis fotos de pérdida de peso en Reddit para motivar a los demás. Algunos redditors están molestos porque mis publicaciones siguen apareciendo en la página principal y me envían mensajes negativos. Así que, imprimí algunos de ellos en una remera para usarlos en mi última publicación. No voten a favor de esto, les molestará y tendré que comprar más camisetas”, escribió Ethan junto a la publicación.

Sin embargo, no todos los mensajes fueron malos. Algunos seguidores le dejaron comentarios alentadores para Ethan, diciéndole que continuara su hazaña. Una persona escribió: “Al diablo los odiosos, te ves muy bien”. Otra sumó: “Reddit es un lugar horrible, felicitaciones por mirar más allá de eso y convertirlo en algo de lo que te puedas reír”. También se pudieron ver muchas respuestas que lo incentivaban a seguir adelante.

Dieta de la pareja y el desafío de la cuarentena


En 2017, Ethan Spiezer (36) decidió hacer un cambio de hábitos después de superar los 180 kilos, se sometió a la dieta “keto” y empezó a entrenar su cuerpo. Su esposa Rebecca (41) quiso acompañarlo en este desafío.

Según contó en junio al sitio Bored Panda, se dio cuenta de que necesitaba perder peso mientras estaba de vacaciones en San Diego. No solo necesitaba una extensión del cinturón de seguridad en el avión, sino que era demasiado grande para caber en las atracciones del parque de diversiones. Además, recordó que tanto él como su esposa estuvieron sin aire y cansados durante todo el viaje. Su mamá acababa de morir y se dio cuenta de que debía estar sano para cuidar de sus hijos.

En un comienzo, redujo el consumo de carbohidratos. También incorporó el ayuno intermitente en su rutina, por lo que solamente comía durante una ventana de ocho horas entre las 12 del mediodía y las 20. “Lo hice un día a la vez”, explicó al portal de noticias.

Después de perder 30 kilos solo con la dieta, empezó a hacer ejercicio regularmente con bandas de resistencia. Su esposa estaba tan impresionada que lo puso a cargo de sus comidas y ambos comenzaron a llevar adelante este plan alimentario. A mitad de año él había bajado casi 100 kilos y ella la mitad.

“Ya no soy prediabético, ya no tengo la enfermedad del hígado graso, ya no requiero el mantenimiento del asma o los inhaladores de rescate, y mi presión arterial volvió a la normalidad”, contó en aquella entrevista. En tanto, Rebecca sufría una fascitis plantar que le causaba un terrible dolor en el talón al pisar y también disminuyó con su descenso de peso.

Ethan continúa con su alimentación sana, come frutas y carbohidratos complejos. Mientras que la mujer evita los hidratos de carbono para mantener la cetosis, un estado metabólico que priva al cuerpo de glúcidos pero no de calorías. Este grupo de alimentos se evitan en la dieta “keto” ya que hacen que el cuerpo produzca glucosa, que se utiliza como energía sobre la grasa. Este tipo de plan alimentario conduce a la pérdida de peso porque hace que el cuerpo queme grasa como su principal fuente de energía.

La pandemia de coronavirus representó un desafío para esta pareja. En medio del confinamiento, ambos aumentaron 9 kilos, pero ya lograron bajarlos. Ethan reconoció en Reddit que “estuvo a punto de rendirse”, pero volvió a retomar fuerzas y a la dieta le sumó una caminata de 10 kilómetros al día y doblar su entrenamiento. Así, el hombre celebró que pasó a usar talle XL, mientras que tres años atrás debía comprar el 6X.

Es importante destacar que no todos los cuerpos son iguales ni necesitan lo mismo. Por eso, antes de comenzar a implementar una dieta es necesario consultar a un médico o nutricionista para pedir orientación.